Las ejecuciones extrajudiciales y el uso excesivo de la fuerza persisten en México. Así lo aseguró Christof Heyns, Relator Especial de la ONU sobre las ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias.

En su Informe de seguimiento de experto de la ONU, señaló que las medidas de protección siguen siendo insuficientes e ineficaces, que la impunidad y la falta de rendición de cuentas en relación a violaciones al derecho a la vida se mantienen como serios desafíos, además de que sigue sin cumplirse la reparación del daño a las víctimas.

Por ello, el funcionario de Naciones Unidas urgió a las autoridades mexicanas a aprobar una ley general sobre el uso de la fuerza y a crear una institución nacional autónoma de servicios forenses

En relación a las actividades policiales, recomendó que se adopten las medidas necesarias para garantizar que la seguridad pública esté a cargo de civiles y no de las fuerzas armadas.