Caracterizado por una baja producción de lagrimas o aumento en la evaporación de la misma, se estima que el ojo seco afecta a 30% de la población, pero la exposición prolongada al sol, a la contaminación y a los dispositivos electrónicos como televisión, computadoras y telefónicos celulares agudizan el padecimiento

“a veces esta asociado a enfermedades sistémicas delicadas como artritis reumatoide, lupus, los casos severos o avanzados pueden llegara perforación, la córnea es una estructura sumamente delgada, medio milímetro, hay como sensación de arenillas, ciertos grados de inflamación, puede ser enrojecimiento, cierto grado de comezón, sensación de dolor”

Así lo dijo Alejandro Navas, del departamento de córnea y cirugía refractiva del Instituto de Oftalmología Conde de Valenciana