La obesidad en los niños y adolescentes puede ser factor de riesgo para que desarrollen diabetes, aunado a que tienen mala alimentación y no practican ejercicio

“tenemos también antecedentes como el haber tenido peso al nacer bajo o alto, es decir, menos de dos kilos y medio o más de tres kilos y medio, son factores de riesgo. Van de la mano cuando la mamá es diabética durante el embarazo o gana mucho peso durante el embarazo, en que la mamá haya aumentado más de diez kilos durante la gestación, favorece el riesgo de diabetes”
image
Leticia García, Jefa de Endocrinología y de la Clínica de Diabetes del Hospital Infantil de México, donde la prevalencia diabetes infantil se incrementó 35%, debido a la obesidad.