En Manchester, Inglaterra, un niño de no más de cinco años fue captado por las cámaras de seguridad el momento justo cuando golpea brutal y repetidamente a una gata, propiedad de su vecino.

En las imágenes se observa cómo primero agarra al animal y lo lanza contra un arbusto.

Segundos después intenta patearlo y continuar su agresión.

Sin embargo, en un instinto de defensa, la gata reacciona y le lanza un fuerte arañazo para luego refugiarse debajo de un vehículo estacionado.

El acto fue denunciado por maltrato animal, pero la Policía negó emprender acciones contra el menor debido a su edad.

  • Hussein Ali

    Que bueno que el felino se defendió, de esa atrocidad de niño, ¡No más maltrato anima!