La pequeña le cuenta a su padre que un compañero de escuela llamado Jair, le pidió ser su novia.

Paulina decidió contarle a su papá, argumentando que no le gusta engañarlo.

El papá le pregunta a la menor por qué quiere tener novio, a lo que ella responde: “para platicar”.

Edilberto González Elizondo, padre de la niña parece tomar con humor la petición.