Los ajustes anunciados a la tasa de crecimiento para México tienen que ver con el entorno mundial.

El gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, compareció a la Cámara de Senadores y negó que el Fondo Monetario Internacional le corrija la plana cuando el Banco de México da a conocer los pronósticos de crecimiento y luego el FMI asegura que ese crecimiento será menor.

Carstens aseguró que sí se hacen los ajustes correspondientes y que incluso el dato más reciente que habla de un crecimiento de entre 2 y 3 % se sostiene.

El gobernador de Banxico, explicó que  la recuperación que se esperaba en el mundo en éste primer trimestre al cierre del año pasado, no ha sido tan vigorosa como era de esperarse, sobre todo los países avanzados es donde se ha visto un menor crecimiento lo cual afecta también a los países emergentes.