Aunque se tiene confianza en que este viernes y sábado se realice una jornada tranquila durante la Evaluación de Desempeño a 2 mil 400 profesores que no pudieron hacerlo en noviembre y diciembre en Guerrero, la Secretaría de Educación Pública no dudará en hacer uso de la fuerza pública.

“Tomaremos por su puesto todas las medidas de seguridad que sean necesarias para garantizar el derecho y la obligación que tienen los maestros a evaluarse, habrá presencia de la policía federal y local en guerrero para garantizar el derecho que tienen los maestros a poderse evaluar”.

Aurelio Nuño, titular de la SEP, advirtió que se tomarán las mismas medidas de seguridad cuando se realice nuevamente la evaluación en Michoacán, Oaxaca y Chiapas.

Asimismo, hizo un llamado los profesores para no dejarse engañar por un “pequeño grupo de líderes” quienes convocan a un nuevo paro indefinido.

De lo contrario, dijo, a los docentes que falten a sus labores, se aplicará la ley, se les va a descontar y si llegan a la cuarta falta se les dará de baja.