Reforzar las campañas de detección temprana de cáncer de seno y garantizar el acceso a mastografías para mujeres a partir de los 40 años, son metas que tienen el ISSSTE para los siguientes tres años

“que esto permita en el futuro bajar la prevalencia de muertes por este mal, mientras que la prevalencia de muertes por cada cien mil, en cuanto al cáncer cervico-uterino se refiere, es apenas superior al 6% al 7% y tratándose del cáncer de mama es superior y que tengamos suficientes médicos radiólogos certificados para la correcta interpretación de los estudios de mastografía”

Así lo dijo, José Reyes Baeza, director general del ISSSTE