La venta ilegal de medicamebntos en tianguis es un problema de salud pública que debe castigarse.

Y es que además de poder provocar la muerte por su mal manejo, estos fármacos muchas veces caducos, están siendo utilizados por jóvenes para drogarse con medicamentos controlados, que en mercados se ofertan a precios económicos.

Por ello el diputado del PRD en la Asamblea Legislativa del DF, Iván Texta consideró necesario reformar el Código Penal y la Ley de Salud locales para sancionar de manera severa a quien venda medicina robada o caduca en la capital del país.

Explicó que actualmente las normas no contemplan sanciones claras para este delito.

El artículo 201 de la Ley de Salud capitalina establece que la Agencia de Protección Sanitaria local podrá aplicar a las personas físicas, morales o jurídicas de los sectores social o privado, multas, prohibición de venta, aseguramiento y destrucción de productos de riesgo.

En tanto el Código Penal contempla en el artículo 329 de seis meses a dos años de prisión y de 50 a 200 días de multa a encargados de una farmacia, que sustituyan la medicina por otra que ponga en peligro la salud.

El diputado perredista recordó que la Ciudad de México es el primer lugar en aseguramientos de medicamentos irregulares en los últimos nueve años, con 941 mil 955 piezas, de acuerdo con datos de la Procuraduría General de la República (PGR).

Según la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), cerca del 7% de los medicamentos que se consumen en México son irregulares ya sea por malas prácticas de fabricación, porque son ilegales, están caducos o son clonados, situación que genera pérdidas económicas por 150 millones de dólares al año.

Por lo cual, Iván Texta hizo un llamado a la población a no comprar estos productos que aunque llegan a costar hasta 70% más baratos, son un riesgo latente por lo cual consideró necesario impulsar campañas de concientización sobre los riesgos que implica para la salud adquirir esta mercancía ilegal.

Las medicinas más comercializadas en el sector ilegal son antibióticos, hormonas, analgésicos, esteroides, antihistamínicos, cardiovasculares y de disfunción eréctil, entre otros, ha informado la Organización Mundial de la Salud (OMS).