Debido a que el cáncer de próstata en la mayoría de los casos presenta síntomas cuando la enfermedad ya se encuentra en etapa avanzada, todos los hombres mayores de 40 años, que tengan algún familiar que haya padecido cáncer de próstata, deben realizarse la prueba del antígeno prostático específico y una exploración física, para conocer la posible presencia de este mal.

Mientras que aquellos que no cuenten con antecedentes familiares deben practicarse ambos exámenes desde los 45 años, dio a conocer el doctor Jesús Alejandro Morales Covarrubias, urólogo adscrito al Hospital General de Zona número  1 A “Dr. Rodolfo Antonio de Mucha Macías”, del Instituto Mexicano del Seguro Social.

Quien señaló que la detección oportuna de esta enfermedad, permite curar a quien lo padece, por lo cual es necesario aplicarse ambas pruebas año con año.

La disminución en la fuerza del chorro urinario, el incremento en las micciones durante día y noche, así como la urgencia de orinar son síntomas de obstrucción y, por ende, de crecimiento prostático, que puede presentarse en 50 por ciento de los hombres por arriba de los 40 años de edad.