México ha naufragado en cuanto a la implementación del nuevo sistema de justicia penal acusatorio.

Esto lo asegura Lucila González Rodríguez, del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM.

La especialista participó en la conferencia “Los retos del nuevo proceso penal acusatorio y los juicios orales”, que se llevó a cabo en las instalaciones del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM.

En ese marco dijo que faltaron recursos económicos por parte de la federación y por parte de los gobiernos estatales. Aseguró que incluso sí había dinero, pero muchos gobernadores se lo gastaron en cosas diferentes.

De hecho los gobernadores afirma, no apoyaron la implementación del nuevo sistema de justicia penal acusatorio, que no es un cambio de leyes sino de cultura que requiere de un apoyo incondicional y absoluto de recursos.

“Ustedes van a ver los problemas a los que nos vamos a enfrentar”, concluyó la investigadora.