Tras reiterar que los migrantes mexicanos no son delincuentes, Luis Alfonso de Alba, representante de México en la Organización de Estados Americanos, aseguró que el muro fronterizo que planea construir Donald Trump, no servirá para detener los desplazamientos.

Por lo que nuestro país promoverá frente a los 34 estados miembros de la OEA, la defensa de los migrantes mexicanos, ya que la organización busca espacios de concertación sin confrontación.

AUDIO “Justamente el interés que nosotros queremos es que se vea como un tema que afecta los derechos humanos de los inmigrantes

En este sentido señaló que el tema del muro es mucho más complejo que solo ver quien lo tiene que pagar, toda vez que si se quiere un flujo ordenado de migrantes es necesaria la promoción de sus derechos