Sergio Santos, especialista en nanotecnología  de origen catalan, diseño a la primera muñeca sexual con inteligencia artificial

Al juguete la llamaron, Samantha quien pesa 40 kilos, tiene ojos verdes, cabello largo castaño y tacto parecido al del cuerpo humano y estar hecha con un material parecido a la silicona.

Samantha, tiene la capacidad de interactuar con los humanos, puede emitir respuesta a su acompañantes, además es capas de adoptar una actitud familiar, afectuosa y sexual.

Tiene un costo de cinco mil euros y se esta trabajan en nuevos modelos más económicos.

En el video te presentamos a Samantha.