Con el propósito de evitar que la nueva norma de verificación vehicular sea un caldo de cultivo para la corrupción, la PROFEPA se declaró lista para supervisar los 446 verificentros que existen en la megalópolis

Durante un recorrido en el verificentro federal ubicado en la Central de Abasto el Subprocurador de Inspección Industrial de PROFEPA, Arturo Rodríguez, aseguró que las multas podrían llegar hasta los 3 millones y medio de pesos por cada falta encontrada, así como la inmovilización de las líneas de verificación donde se registren las irregularidades

AUDIO “Independientemente de que se levante la medida de seguridad se impondrá una sanción que llegara hasta los 50 mil días de salario mínimo por cada irregularidad, puede haber una o varias irregularidades”

Señalo que para esto se cuenta con  64 inspectores que serán repartidos en 16 brigadas.