Se requiere de sensibilidad social y no de muros y retórica para atender los fenómenos migratorios ya que se tiene que valorar la contribución de los migrantes a sus países de origen, tránsito y destino.

Aseguró la canciller Claudia Ruiz Massieu, en la firma del “Proyecto de Cooperación sobre la Prevención de la migración no acompañada de niñas, niños y adolescentes en comunidades de origen del triángulo norte de Centroamérica

A través del cual se busca prevenir la migración mediante la creación de oportunidades, toda vez que en los últimos dos años la migración de menores no acompañados procedentes de esa región hacia Estados Unidos se incrementó en más de 330 por ciento.

AUDO “Se requiere también de corresponsabilidad entre los distintos actores involucrados se requiere inteligencia y trabajo y no muros y retórica”