Porque México y Estados tienen un futuro compartido, ambas naciones acordaron llevar a un nuevo nivel su relación energética bilateral en beneficio de ambos.

En un mensaje a medios el secretario de Energía Pedro Joaquín Coldwell y el secretario del Departamento de Energía de Estados Unidos, Rick Perry, dejaron en claro que se han identificado importantes oportunidades de inversión para ambos países.

 

Por su parte Rick Perry, destacó que nuestro país es el segundo socio energético más importante por lo que es necesario que Norteamérica deje de apoyarse de importaciones en materia energética.

Dentro de la agenda binacional se discutirán tres puntos: el primero incluye el comercio, el segundo la ampliación de la infraestructura Energética transfronteriza y la promoción de inversiones y el tercero incrementar la cooperación en innovación y desarrollo tecnológico a fin de formar capital humano.