México ya tiene un Patrimonio Mundial más en su larga lista de sitios reconocidos por la UNESCO. Se trata del sistema hidráulico del acueducto del Padre Tembleque, que se encuentra entre el Estado de México e Hidalgo.

Acueducto del Padre Tembleque

El Comité del Patrimonio Mundial del organismo dio a conocer que la decisión fue tomada durante una reunión de su comité organizada en la ciudad alemana de Bonn.

El acueducto fue construido en el siglo XVI y se ubica en la meseta central mexicana. El complejo hidráulico está constituido principalmente por una zona de captación de aguas y fuentes, una red de canales, un conjunto de depósitos y una serie de puentes-acueductos.

La obra fue emprendida por iniciativa del fraile franciscano Tembleque y la realización fue obra de las comunidades locales.