El ensayo nuclear realizado por Corea del Norte el pasado 8 de Septiembre, constituye una flagrante violación a múltiples resoluciones del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas y a las provisiones del Tratado para la No Proliferación de las Armas Nucleares, al tiempo de desafiar los llamados de la comunidad internacional para que cesen este tipo de actos.

Por lo cual el gobierno mexicano a través de la cancillería condeno el quinto ensayo nuclear realizado por la nación que dirige Kim Jong-un, al tiempo de expresar su más grave preocupación por la repetición de estas acciones que alteran la paz y la seguridad internacionales.

Toda vez que obstaculizan los esfuerzos multilaterales por fomentar el diálogo, la confianza y la cooperación con miras a la pacificación y desnuclearización de la Península Coreana