México pasó de la posición 9 a la 18 en el nivel de confianza para invertir.

Ricardo Haneine, socio director de ATKearney explica que los principales factores para esta caída se deben particularmente a la situación económica mundial.

“Es el contexto internacional que le ha quitado muchos grados de libertad al país para poder lograr todas las expectativas.”

De acuerdo con el Estudio Anual 2016 del Índice de Confianza de Inversión Extranjera Directa en el Mundo, Estados Unidos sigue siendo el destino de mayor confianza para invertir seguido de China y Canadá.

De acuerdo con la encuesta realizada por la consultoría global, las mayores preocupaciones para los inversionistas son las tensiones geopolíticas y la inestabilidad de los mercados emergentes.

La corrupción y la falta de transparencia son factores importantes que toman en cuenta más empresas para elegir sus destinos de inversión.