En México, 1.6 millones de personas podrían estar infectadas con el virus de la hepatitis C, que provoca en su primera etapa inflamación del hígado, y puede derivar en cirrosis, cáncer y la muerte.

El tratamiento mas común es el uso de interferon, con un 50% de efectividad y efectos negativos a la salud.

Ahora existe un nuevo medicamento con efectividad del 95%, no obstante dado su elevado costo, la doctora Margarita Dehesa, especialista en hepatología, hace un llamado al sector salud nacional para que adquieran este nuevo fármaco.

“Tenemos que presionar, decir que ya tenemos un medicamento y que además va a prevenir todas las complicaciones de un paciente que puede evolucionar a cirrosis y cáncer de hígado”, destacó la especialista.