Más que erradicar el hambre, el mayor reto para los países de la región es combatir la mala nutrición, que ha llevado a la propagación de la obesidad como una epidemia, concluyó la Conferencia Regional de la FAO que se realizó en la Ciudad de México.

Al concluir los trabajo de la Conferencia Regional de la FAO, en conferencia de prensa, Graciano alertó que “la mal nutrición continua siendo un problema y ahora vemos una verdadera epidemia de obesidad, el tema de comer mejor, de comida más saludable que el tema dominante en la discusión, y estamos convocando los países para crear f rentes parlamentarios para intercambiar legislaciones y conocimiento en el tema de nutrición de niños”.

Asimismo, informó esta edición fue del más alto nivel, ya que participaron 32 de los 33 países registrados, 25 ministros, 13 viceministros, 4 países observadores, 8 organismos de la ONU y 15 representaciones de la sociedad civil.

En tanto que la próxima Conferencia tendrá como sede Bahamas para el 2018.