Empresarios exigieron a las autoridades castigar y sancionar a todos aquellos dueños de verificentros, que aplican el famoso “brinco” para entregar la calcomanía cero o doble cero  aunque el automóvil esté en pésimo estado y contaminen.

El presidente de la Cámara de Comercio de la Ciudad de México (Canaco) Humberto Lozano Áviles, dijo que es necesario hacer una investigación a fondo y cerrar todo aquel establecimiento en donde se compruebe que se aplicó el “brinco”, que puede ir desde los 600 hasta los mil pesos.

“Y mano dura también en los verificentros que tenemos que cumplir con esas normas más exigentes para todos los vehículos. Corrupción  en la iniciativa privada, pues tenemos que ir en contra de todo lo que se llame corrupción no  importa si es del  gobierno, si es de la Iniciativa privada, la palabra se llama corrupción, hay que luchar contra ella provenga de donde  provenga y entonces si tiene que haber cierres de negocios de la iniciativa privada  porque se demuestre que están en actos de corrupción  que se cierren”.

En su momento el director adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), Guillermo Rosales, dijo que los altos niveles de contaminación que estamos viviendo en la capital del país, deben tener como respuesta el endurecimiento de las acciones al momento de verificar las unidades, ya que el esquema o metodología que se aplica hoy en día es muy “laxa”.