El manejo de las emociones puede marcar la diferencia entre una forma de vivir y otra.

Hay algo que definen como inteligencia emocional, que es la capacidad de canalizar y manejar las emociones.

Benjamin Dominguez, de la Facultad de Psicologia de la UNAMEl investigador de la Facultad de Psicología de la UNAM, Benjamín Domínguez Trejo, dice que la inteligencia emocional determina la calidad de vida y salud de las personas a largo plazo, quienes tienen inteligencia emocional, se adaptan fácilmente a los cambios en el ambiente y se protegen cuando es necesario. El especialista explica que todas las emociones tienen un denominador común que es su capacidad adaptativa,  y todas sirven para facilitar la interacción humana y para encontrar beneficios en la relación con otras personas.

Y para que lo tomes en cuenta antes de que te dejes llevar por las emociones, el especialista comenta que quienes poseen esa característica (inteligencia emocional) desarrollan habilidades para modular la intensidad y duración de emociones como tristeza, felicidad, indignación, comprensión o enojo.

Desde hace años, Domínguez Trejo trabaja con pacientes con problemas de dolor y cáncer, y ha notado la importancia de tener habilidades emocionales. Por ejemplo, un individuo con un nivel elevado de inteligencia emocional tiene una vida más disfrutable, incluso llena de satisfacciones.