Nadie tiene derecho a retener de manera ilegal a personas; a humillar a otros porque piensas distinto, por lo tanto son inaceptables e indignantes los hechos ocurridos en Comitán, Chiapas, donde docentes que cumplían con su deber fueron retenidos y humillados por el magisterio disidente, al cortarles el cabello y obligarlos a caminar descalzos por las calles

“desafortunadamente, no es una práctica aislada; con la incitación de algunos líderes de la CNTE, hay prácticas ilegales y represivas a maestros y padres de familia en Michoacán, Oaxaca y particularmente Chiapas”

Así lo dijo, Aurelio Nuño, Secretario de Educación Pública