Cuando el presidente del partido político Morena, Andrés Manuel López Obrador, dice que va a establecer una alianza con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, es una actitud que los lo pinta de cuerpo entero, porque a él le parecen bien, regresar a un sistema de venta y herencia de plazas

“Se sigue saliendo por la tangente porque no tienen argumentos y es un oportunismo para quedar bien con unos cuantos líderes sindicales y restituirlos sus privilegios, esa esa es su forma de gobernar, clientelar, corporativa, de los años 70, la intensión que él tiene de revertir la reforma educativa, la intensión que tiene de poder regresar los privilegios que están perdiendo muchos de estos líderes”

Así lo dijo Aurelio Nuño, Secretario de Educación Pública