Los abuelos se han convertido en los educadores de los niños.

La situación económica del país lleva a las familias modernas a que Papá y Mamá trabajen, pero ¿Y los hijos?

Durante un recorrido en parques y lugares de esparcimiento, se preguntó a parejas cuyos hijos estudian la primaria en el sistema público o privado, ¿Qué hacen con sus hijos en periodos vacacionales como el de Semana Santa, en el que no necesariamente hay vacaciones en los trabajos o no las dos semanas que tienen los niños de descanso?

En su mayoría las personas contestaron que recurren a los abuelos de los niños, algunos más, dijeron que durante la semana hay alguna persona que les ayuda con los quehaceres de la casa y que será la que cuide a los niños hasta que ellos salgan de trabajar, después; a partir del 4 de abril, los pequeños regresarán a la escuela.

No fue una pareja la que habló bien de los abuelos a la hora de encargar a los niños, en realidad fueron varias, una de las mamás entrevistadas dijo que de no ser por su suegra, era probable que no trabajara o que ni siquiera podría haber pensado en tener hijos, porque explicó que la situación económica los ha llevado a tomar la decisión de trabajar los dos, Papá y Mamá.

En otro de los casos, el Papá de una niña dijo que la menor se quedaría una semana con su abuela porque en estas vacaciones no hay cursos o actividades como las escuelas de verano.

En otros casos, cuando sólo unos de los dos trabaja, los niños se quedan todo el día an casa, con aquel que no trabaja en alguna oficina.