Fármaco podría también combatir virus

CANCER_CELLS

Científicos de los Estados Unidos desarrollan un fármaco el cual provocaría que las células cancerígenas se autodestruyan.

De acuerdo con un estudio publicado por la revista Proceedings of The National Academy of Sciences (PNAS), dicho químico ataca directamente a las células que causan el cáncer, incluso las que permanecen ocultas, y no afecta a las células sanas.

Los investigadores de la organización biomédica The Scripps Research Institute (TSRI), de Florida, aseguran que este compuesto activa un mecanismo por el cual las células cancerígenas se destruyen a sí mismas de forma “programada”.

La sustancia podría incluirse los medicamentos más utilizados en los tratamientos contra el cáncer de forma que mejoren la identificación de las células cancerosas y actúen directamente contra ellas.

Esto significa que no solo sería un tratamiento eficaz sino que además actúa directamente sobre el tumor, con lo que se minimiza el daño a las células sanas.

Hasta la fecha, los tratamientos de mayor precisión exigían un mayor tiempo de espera o eran más largos. Sin embargo, este compuesto mejora el tratamiento en todos los sentidos: es más rápido, más eficaz y menos agresivo.

Los científicos señalan que además del cáncer, este compuesto químico podría tener aplicaciones en otro tipo de tumores e incluso, en el desarrollo de tratamientos para enfermedades graves provocadas por virus, como el zika y el ébola.