El defecto es hallado en vehículos RAV4

Toyota-RAV4

La corporación Toyota retirará del mercado 2.87 millones de vehículos utilitarios deportivos (SUVs) en todo el mundo, para revisar un posible problema con sus cinturones de seguridad traseros que resultaría grave en caso de un accidente severo.

El productor japonés de automóviles informó que una potencial falla en los cinturones de seguridad afecta a sus modelos RAV4 -fabricados entre los años 2006 y 2012- y RAV4 EV -manufacturados de 2012 a 2014-.

Los vehículos involucrados están equipados con cinturones de seguridad de regazo y hombro en los dos asientos exteriores de la segunda fila y existe la posibilidad de que en caso de un choque frontal fuerte el tejido de cinturón pélvico se rasgue con un componente metálico.

Si eso ocurre, el cinturón de seguridad no podría asegurar de forma adecuada al pasajero, lo que aumentaría el riesgo de lesiones.

Toyota dijo que no podía confirmar el desperfecto, pero que tenía como referencia un accidente ocurrido en Canadá en el cual un pasajero que viajaba en los asientos traseros murió, y otro registrado en Estados Unidos que derivó en lesiones graves para el ocupante.

Sin embargo, la compañía aseguró que por cuestiones de seguridad retiraría a nivel mundial 2.87 unidades de esos modelos, de ellos aproximadamente 1.33 millones en América del Norte, unos 625 mil en Europa, alrededor de 434 mil en China y más de 177 mil en Japón.

Los propietarios de estas SUVs serán notificados por correo electrónico a partir de mediados de este mes para que lleven sus unidades a los concesionarios de Toyota, donde será revisado y reparado el desperfecto sin costo alguno.