El consejo nacional de Liconsa autorizó aplicar un descuento en el precio de la leche en los 150 municipios de menor índice desarrollo en el país.

Con este descuento, las familias vulnerables de las zonas más pobres pagarán sólo un peso por cada litro de leche, además de que se instalarán 39 nuevas lecherías en comunidades que aún no cuentan con este servicio.

El secretario de Desarrollo Social, José Antonio Meade, negó que este programa tenga fines electorales.

“No tendrá, ni debe tener, ni debe de interpretarse como un programa que pueda afectar, influir o condicionar de manera alguna desde el punto de visto electoral.”

Por último detalló que el costo de este subsidio será de 42 millones de pesos para la dependencia y 8 millones que aportará Liconsa para efectos de transporte del lácteo.