Es necesario regular la industria de bebidas y alimentos e implementar impuestos a bebidas azucaradas y comida chatarra, ya que el Estado tiene la responsabilidad de garantizar la salud de niños y el acceso a una alimentación saludable

“destaca de manera muy interesante que las familias no son propietarias de los niños, esto significa que aunque la mamá diga o el papá diga, a mí me importa poco porque son mis hijos y yo les doy solo hamburguesas y refrescos, están violentando derechos, hasta ahora el actuar del estado ha sido animar a la autorregulación, hablar de códigos éticos, sugerir animar algunos programas para que los niños no coman comida chatarra en las escuelas”

Así lo dio, Juan Martín Pérez, la Red por los Derechos de la Infancia, REDIM, al presentar el libro “Los derechos de los niños y niñas en México frente al ambiente obesogénico”, elaborado por el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM

Consideró que la desnutrición y la anemia también reflejan la pobreza, mientras crece el ambiente de obesidad incentivado por la industria alimentaria