Sorpresa y molestia generó entre los empresarios la liberación de los líderes de la CNTE Rubén Núñez y Francisco Villalobos, quienes pagaron una fianza de 70 mil pesos cada uno para obtener la libertad bajo caución.
En entrevista el presidente de Concanaco Enrique Solana, dijo que esto se da en medio de un ánimo exacerbado y que el sistema no está funcionando por lo que urge que se encuentre una solución y parar los bloqueos y tomas de centros comerciales, que ahora realizan los maestros disidentes.
En tanto el presidente del Consejo Coordinador Empresarial Juan Pablo Castañon, afirmó que si la liberación de los líderes de la sección 22 de Oaxaca se dio fuera del margen de la ley, esto significa que se están otorgando privilegios y eso es una mala señal en materia de Estado de Derecho.
Agrego que tuvo comunicación con el secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong, para cuestionarle sobre el tema y le explico que esto se debió al nuevo Sistema Penal y los cargos que le fueron imputados, les permite enfrentar los cargos desde fuera de prisión.