En los próximos días los productores de leche, de diferentes partes de México, se manifestarán en el Ángel de la Independencia para exigir al Gobierno del Presidente, Enrique Peña Nieto, que revierta la decisión de Liconsa de recortar la compra de leche en 30 pro ciento, frenar las importaciones de este producto, así lo anunció el presidente del sector lechero, Salvador Álvarez Morán.

Y es que dijo, a pesar de haber presentado una propuesta integral para apoyar a los productores que se encuentran condenados a vender sus vacas o a cambiar de actividad. Enfatizó el dirigente de los lecheros que debido al recorte que le hizo la Secretaría de Hacienda, Liconsa sólo cuenta con los recursos para adquirir un volumen de 600 millones de litros de leche, cuando el año anterior adquirió 864 millones de litros.

Se trata de una reducción del 30% en la captación de leche para el 2016. Sin embargo, LICONSA no pretende reducir su programa social de leche a los más necesitados, pues tiene planeado entregar 1,150 millones de litros a sus beneficiarios, a pesar de que 550 millones de litros provengan de excedentes de leche de ganaderos de otros países.