Las empresas Facebook, Twitter, YouTube y Microsoft firmaron un código de conducta que tiene por objetivo combatir la difusión de discursos de odio a través de internet.

redes-sociales

De esta forma las compañías se comprometen a revisar en menos de 24 horas la “mayoría” de las notificaciones recibidas sobre supuestos contenidos de incitación al odio, racismo y xenofobia, así como a remover o desactivar el acceso a aquellos que se prueben ilegales.

Debido a que las “redes sociales son una de las herramientas usadas por grupos terroristas para radicalizar a los jóvenes y difundir odio”, dicho acuerdo “es un importante paso para asegurar que internet siga siendo un local de expresión libre y democrática, donde”, declararon autoridades de justicia europeas.