Para el PRI nacional las diferencias partidistas no deben ser pretexto para sembrar rencor y dividir a la sociedad, ya que construir un país de leyes debe ser resultado del debate fuerte de los argumentos y no de expresiones radicales ni intolerantes, así lo afirmó luego de las modificaciones aprobadas  en la Cámara de Diputados al Sistema Nacional Anticorrupción.

Por ello, enfatizó que debatir, disentir, es construir, y buscar siempre y en todo momento las coincidencias, y cuando no sea posible, señaló, que las diferencias, lejos de distanciarnos, nos obliguen al diálogo permanente.

Dado que dos preceptos normativos, la transparencia y el acceso a la información pública son compromisos democráticos irrenunciables, responsablemente, las y los legisladores del Partido Revolucionario Institucional nuevamente se manifestaron a favor de la aspiración ciudadana de combatir y erradicar la corrupción.

La decisión del Partido Revolucionario Institucional ha sido fortalecer al Sistema Nacional Anticorrupción como el mecanismo idóneo de transparencia que la sociedad y los partidos políticos queremos.