La organización civil “Mexicanos Primero”, lamentó los enfrentamientos por el bloqueo carretero en Oaxaca y los fallecimientos de varias personas y el saldo de heridos

A través de un comunicado, pidió a las autoridades de seguridad, salud y derechos humanos, el esclarecimiento completo de los hechos, garantizando a los familiares el apoyo jurídico, el acompañamiento solidario y la reparación debida, como inició ya con las medidas cautelares emitidas por la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Consideró que la agresión y el saqueo desacreditan las causas; el abuso y la improvisación en el control de multitudes deteriora la confianza ciudadana. A toda la comunidad de Oaxaca y de todo México, especialmente a los interesados en el tema educativo, exhortamos a no caer en juicios temerarios con información parcial, y menos en imputaciones sin evidencia.

En el caso de que se confirme el fallecimiento de un menor de edad, ello nos debe llevar a una dolorida pero lúcida reflexión: ¿qué les estamos enseñando a los niños? ¿Es adecuado involucrarlos en los conflictos de adultos y exponerlos? ¿Se puede diseñar una intervención de la fuerza pública sin asegurarse de la composición de los grupos? Pedimos con energía que se excluya a los niños y niñas de las ocasiones de ser lastimados en este ciclo de protestas.

La libertad de asociación y manifestación es un derecho fundamental. El derecho a la seguridad y la integridad, al libre tránsito y la vida libre de violencia son derechos igualmente fundamentales. El derecho a la educación de calidad también, con la calificación adicional del “interés superior”, es decir, la prelación imprescindible cuando se trata de niñas y niños.

Los tres tipos de derechos son indivisibles entre sí, y por lo tanto, pensar que se pude impulsar uno sin cuidar que se cumplan también los otros es un error grave y genera toda una cadena de males. Pedimos que se tome con toda la seriedad necesaria esta vinculación entre manifestación, seguridad y educación como derechos humanos.