Después de que fue exhibido su ajuar de casi un millón de pesos y que provocó que insultara a una reportera al ser cuestionada, Ana Balderas, presidenta municipal de Atizapán, se dijo hostigada.

La panista justificó que muchas de las prendas fueron adquiridas en las rebajas de tiendas de prestigio.

También explicó que muchos de sus vestidos han sido regalos de su esposo e hijos.

La también llamada #LadyAlcaldesa aclaró el origen de su reloj marca Hublot.

La funcionaria estuvo acompañada del líder del PAN en el Estado de México, Víctor Hugo Sondón, quien aseguró que su partido le brindaría todo el apoyo.