Al asegurar que nuestro país lleva 13 meses con niveles de inflación bajos, el gobernador del Banco de Mexico Agustín Carstens, anunció que nuestro país, ajustará su tasa de interés siguiendo lo que haga la Reserva Federal de Estados Unidos.

Al participar en la Reunión anual de Consejeros del grupo financiero BBBVA Bancomer, el gobernador del banco central también dijo que la depreciación que presentó el peso del 7 por ciento durante el mes de mayo, fue producto de aspectos geopolíticos así como lo que marque la FED en Estados Unidos por lo que la volatilidad continuará.

Asimismo dijo que el anclaje en el tipo de cambio se dará a través de mantener fundamentos económicos sanos.

En este sentido agregó que la economía nacional está preparada para hacer frente a los que retos que se tienen ante una economía global de bajo crecimiento, en este sentido aseguró que las medidas que han puesto en marcha los distintos bancos centrales para impulsar la actividad después de la crisis de 2009 “están llegando a su límite”.