Estar atentos es la recomendación para los mexicanos ante el inicio, el próximo 15 de mayo, de la temporada de ciclones en México.

SIAT-1

Esto con el fin de identificar el nivel de alerta de los fenómenos meteorológicos que se registren en el país.

A través de cinco niveles, el Sistema de Alerta Temprana de Ciclones Tropicales emite las medidas preventivas para minimizar los efectos.

El color azul determina un peligro mínimo, en esta etapa se detecta la presencia de un ciclón tropical que se dirige a las costas mexicanas, por lo que se debe estar atento a la información meteorológica; el color verde refiere a peligro bajo, donde se recomienda podar árboles que obstruyan los cables de energía eléctrica y los que pudieran presentar algún riesgo; limpiar azoteas, desagües, canales y coladeras, y evitar tirar basura, así como colocar cinta adhesiva en forma de cruz en ventanas y zonas con vidrio, y fijar objetos que puedan ser lanzados por el viento.

Peligro moderado se representa con color amarillo. Se deben identificar refugios temporales cercanos; almacenar alimentos, agua potable y tener a la mano artículos de emergencia, como linterna, radio, y botiquín de primeros auxilios, además de guardar documentos importantes en bolsas de plástico.

Desalojar zonas de riesgo, acudir al refugio temporal en caso de que la vivienda no sea segura, vigilar el nivel del agua si se habita cerca de un río o laguna, cerrar puertas y ventanas y cortar el suministro de gas y electricidad, son parte de las recomendaciones que hay que atender en el color naranja, que simboliza peligro alto.

En caso de peligro máximo, acotado con color rojo, se sugiere a la población guardar la calma, alejarse de ventanas para evitar lesiones por cortaduras en caso de que éstas se rompan, permanecer en casa o refugio hasta que las autoridades informen que terminó el peligro, y mantenerse informado.