A dos meses de la entrada en vigor del Programa de Inspección a Unidades y Centros de Verificación, la PROFEPA ha visitado el 54% de los verificentros que existen en la megalópolis, es decir 226 de los 380 que operan.

A través de un comunicado se detalla que ya se levantó la suspensión a 157 líneas de medición de emisiones contaminantes,aplicadas en 37 verificentros, toda vez que cumplieron con la calibración de sus equipos y acreditaron haber subsanado las irregularidades.

Aún quedan 103 lineas suspendidas toda vez que no cumplen aún con las obligaciones previstas en la norma para poder entrar en operación.

Cabe recordar PROFEPA vigila el cumplimiento de la norma emergente en lo relativo al adecuado funcionamiento y la correcta calibración de los equipos con que se realizan las cuatro diferentes pruebas que están designadas para cada tipo de vehículo en dicha norma.