Tras la revisión de 4 mil 463 vehículos en diversos puntos carreteros y haber inspeccionado más de 26 mil toneladas de productos, en el marco del Tercer Operativo de Verificación Nacional, la PROFEPA detecto el manejo irregular de más de 58 toneladas de residuos peligroso.

A través de un comunicado, señala que entre los productos detectados destacan trapos impregnados con hidrocarburo, lodos del centrifugado de combustible, lámparas fluorescentes, acumuladores con plomo y ácido usados, aceites gastados y residuos peligrosos biológicos infecciosos, lo que derivó en 8 procedimientos administrativos y en el aseguramiento precautorio de 2 vehículos.

De igual modo señala que el fin de estos operativos es proteger la salud pública y preservar sano el medio ambiente.