Septiembre no luce nada alentador para el bolsillo de las familias mexicanas y es que tras el aumento de 47 centavos en el precio del diésel que es el principal combustible de los transportistas, la mayoría de los productos perecederos han comenzado a incrementar su precio.

En esta ocasión al realizar la compra de la canasta básica gastamos en la central de abasto 27 pesos más en comparación con la quincena pasada pagando un total de 670 pesos, el producto que más incrementó su precio fue el jitomate el cual paso de 8 a 15 pesos.

Escuchemos que dicen las amas de casa al respecto.

AUDIO “Los incrementos han sido demasiado altos que para nada nos ayuda el sueldo que tenemos, está muy complicado, creen que hacer sus aumentos pues si pero que aumenten el sueldo”

precios-15-de-septiembre