Aunque reconoció la representatividad de las organizaciones campesinas y el trabajo legítimo que hacen, el secretario de Desarrollo Social, José Antonio Meade, aseguró que los plantones y la toma de instalaciones son totalmente innecesarias.

“Hemos insistido y seguiremos insistiendo que la mejor forma del diálogo no es la calle sino el cumplimiento de las reglas.”

Tras haberse reunido el pasado jueves con líderes de organizaciones campesinas, el titular de la dependencia pidió a los campesinos no confundir molestia con firmeza y claridad, luego de que aseguraran que en la reunión el funcionario se había molestado.

“Tampoco estamos dispuestos a aceptar cuando se señala que hemos sido poco serios en el diálogo. Fuimos absolutamente claros de que la falta de seriedad no es algo que puedas imputarle a ninguno de los funcionarios de la secretaría.”