La falta de estabilidad se traduce en pobreza, aseguró el secretario de Desarrollo Social, José Antonio Meade.

“No hay peor enemigo para la pobreza que la falta de estabilidad. Ya en México hemos visto ocasiones en donde la falta de estabilidad se ha traducido en incrementos en la pobreza. Tan temprano como 1995 se incrementaron las filas de la obrera en México en más de 16 millones y tomó diez años regalar a los niveles que teníamos en 95.”

Y es que ante la posibilidad de nuevos recortes al presupuesto por las difíciles condiciones que se viven en el país, el encargado de la política social aseguró que cualquier decisión que abone en preservar la estabilidad abonará al combate a la pobreza.

Al firmar el convenio con American Chamber Mexico “Por un México sin Pobreza”, aseguró que este año el presupuesto de la Sedesol no sufrirá ajustes ni recortes.