Dado que el 90 por ciento de los accidentes en niños de 0 a 5 años, ocurren en casa, y generalmente en la zona rural, la Fundación Michou & Mau, puso en marcha la Campaña Nacional de Prevención de Quemaduras para hacer un llamado a la población a tomar las medidas de protección necesarias

Entre las primeras causas de accidentes en la casa, en donde los niños son las principales víctimas, están: agua hirviendo, veladoras encendidas en el cuarto, sartenes calientes en las estufas, instalaciones de gas y eléctricas en mal estado.

Con esta campaña, se busca que la población, principalmente los padres de familia, conozcan y se sensibilicen de cosas básicas que se pueden hacer en casa para evitar accidentes y fortalecer las acciones preventivas, las cuales cuestan menos que la atención.

Desde su creación, esta Fundación ha trasladado y salvado la vida de más de mil 750 niños; atiende las secuelas de ocho mil menores; ha capacitado a 35 mil profesionales de la salud en la atención especializada de quemaduras y gestionado la instalación de ocho Unidades de quemados en siete estados.

Esta organización atiende un mínimo de dos solicitudes a la semana de niños quemados en peligro de vida que requieren atención especializada en hospitales en Estados Unidos. El costo promedio de su traslado es de 17 mil dólares, el costo de la atención de las secuelas y recuperación de cada paciente hasta cumplir 18 años puede rebasar el medio millón de dólares y todo ello lo hacen de forma gratuita.