La Confederación Nacional Campesina registró ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), la Marca Cenecista, con el fin de organizar, dar identidad y sentido de pertenencia al pequeño productor.

Su líder Manuel Cota Jiménez, explicó que la intención “es dar valor agregado a lo que se produce en el campo mexicano, tener un distintivo que ofrezca calidad e inocuidad a los productos, que se sepa que los productos cenecistas pueden competir en cualquier parte del mundo, organizar a nuestras ramas de producción y establecer compromisos a través de la agricultura por contrato para poder vender las cosechas antes de la siembra”.

Se trata, dijo, de asociar al productor con el desarrollo de sus propios insumos, cultivos y productos, para reducir costos, elevar rendimientos y por consecuencia ser más productivo y competitivo en los mercados, y con ello eliminar el “coyotaje” que lastima la economía de los productores.

Para ser socios de la Marca Cenecista se requiere estar afiliado a la Confederación Nacional Campesina; solicitar formalmente su integración como socio comercial de la Marca Cenecista, y cumplir con el Reglamento de uso y sus manuales de calidad.