Un hombre en Texas fue arrestado tras admitir haber decapitado a su esposa en lo que llamó “una guerra entre el bien y el mal”

Davie Dauzat de 23 años admitió haber decapitado a su pareja Natasha Tagliarino Dauzat de 21 años luego de haber consumido Kush (marihuana sintética), confesó que había sido algo malo y expresó que lo ocurrido fue “una batalla entre el bien y el mal”, según aparece registrado en documentos judiciales citado por medios locales.

Oficiales atendieron la llamada del hermano de Davie quien recibió llamadas de este para decirle cosas sin sentido y hacerle preguntas graciosas.

La joven madre fue hallada decapitada dentro de la residencia y medios locales afirmaron que la cabeza de la mujer estaba dentro de un refrigerador, pero la policía no confirmó o desmintió esta versión.

Ahora, el hombre enfrenta cargos por asesinato de primer grado y se encuentra detenido en una prisión del condado McLennan con una fianza de 500 mil dólares.

Hasta ahorita se desconoce el arma que utilizó y el lugar donde fue encontrado el cuerpo.

 

 

Por: Paola Martínez Padilla