Especialistas del ISSSTE explicaron que la diabetes es la principal causa de muerte y 13 de cada 100 vive con esta enfermedad. El grupo de edad donde se encuentra el mayor número de personas con hipertensión arterial y diabetes es el de mayores de 60 años, no obstante el número de casos en población menor a esa edad, incluso en niños y adolescentes, es cada vez mayor.

A partir de enero de este año, 11 delegaciones del ISSSTE en el país implementaron el nuevo Modelo de Manejo Integral de la Diabetes por Etapas, es decir ahora se aplica en todos los consultorios de las Clínicas de Medicina Familiar, con protocolos de atención para los pacientes diabéticos.

Este nuevo esquema incorpora la figura de “coordinador de cuidado”, quien se encarga de revisar que todo paciente con diabetes en cada unidad médica reciba los beneficios del modelo, que incluye la aplicación regular de la prueba de hemoglobina glucosilada y su registro en el Observatorio de Diabetes y Enfermedades Crónicas y el seguimiento médico que le corresponde.

También incorpora a un médico especialista (internista) en las unidades del primer nivel de atención que junto con el médico MIDE atenderá los casos de mayor complejidad. Asimismo, el protocolo indica el número de consultas a las que debe acudir el paciente, así como sus visitas con el equipo interdisciplinario conformado por nutriólogos y activadores físicos, los proyectos educativos a los que se debe incorporar para empoderarse en su cuidado, exámenes médicos y llevará un control metabólico.

Las 11 delegaciones donde arrancó este programa son: las cuatro Regionales de la Ciudad de México, Estado de México, Tlaxcala, Morelos, Puebla, Jalisco, Sinaloa y Guanajuato. Hacia el 2018 la meta del ISSSTE es alcanzar una cobertura del 100 por ciento de atención con este protocolo a la derechohabiencia con estas características, que corresponde a más de 500 mil pacientes. Este año la meta es de 40 por ciento del total.