En San Luis Potosí, Mikel Arriola, Director General IMSS, inauguró diversas obras de infraestructura con una inversión de 252 millones de pesos, con ello se ampliará la capacidad de consulta y reducirá la saturación de servicios, en cumplimiento del decálogo de acciones para fortalecer la calidad de la atención en beneficio de los derechohabientes.

A través de un comunicado se informó que el Instituto está consciente de las demandas para ampliar sus instalaciones médicas en beneficio de la derechohabiencia.

En la Delegación de San Luis Potosí son atendidos un millón 312 mil derechohabientes en 34 Unidades de Medicina Familiar y seis hospitales de segundo nivel, donde se brindan alrededor de 10 mil 704 consultas diariamente.