tesla-model-s-drivingLa primera muerte en un automóvil con sistema de autoconducción en Estados Unidos fue reportada por la compañía automotriz Tesla.

En un mensaje en su blog titulado “Una trágica pérdida”, Tesla informó que uno de sus automóviles “Modelo S”, con el sistema de piloto automático activado, estuvo involucrado en un accidente fatal.

La compañía notificó a la Administración Nacional de Seguridad en el Transporte y Carreteras (NHTSA), organismo que investiga el accidente ocurrido en una carretera en el norte de Florida.

Un camión con remolque trató de cruzar la carretera de manera perpendicular al vehículo “Modelo S”, pero ni el conductor -que Tesla señala como última instancia responsable del vehículo- ni el piloto automático lo notaron.

Debido a la altura del remolque, así como su posicionamiento a través del camino, el “Modelo S” pasó por debajo del remolque, y el primer impacto fue entre el parabrisas y el remolque.

Tesla indicó que si el automóvil hubiera impactado el frente o la parte trasera del camión, incluso a alta velocidad, los sistemas de seguridad del vehículo “probablemente habrían evitado un daño grave, como lo ha hecho en muchos otros incidentes similares”.

“El piloto automático está mejorando todo el tiempo, pero no es perfecto y todavía requiere que el conductor permanezca alerta”, señaló la automotriz, que fabrica exclusivamente vehículos eléctricos.

El accidente ocurrió el pasado 7 de mayo, cerca de la comunidad de Williston, Florida. La víctima fue identificada como Joshua Brown, de 40 años de edad y residente de Ohio. El conductor del camión resultó ileso.

Tesla informó que el sistema de piloto automático ha sido utilizado en vehículos que han recorrido más de 209 millones de kilómetros y señaló que, en promedio, una fatalidad ocurre cada 151 millones de kilómetros en Estados Unidos, y cada 96 millones de kilómetros en el resto del mundo.

La compañía agregó que la investigación de la NHTSA es una “evaluación preliminar” para determinar si el sistema de piloto automático funcionaba correctamente, lo que puede ser un precursor de una acción de seguridad, como el de instalar un recordatorio.