El insomnio es un problema de salud pública que ataca principalmente el sistema nervioso de las personas que lo padecen y que afecta su desempeño durante el día. Esto se debe de acuerdo a especialistas a malos hábitos antes de dormir, algunas recomendaciones son:

Al acostarte apaga las luces de tu habitación y aparatos electrónicos, evita el consumo de café, refresco, té, bebidas alcohólicas y fumar en un horario cercano a la hora de dormir, evitar hacer ejercicio después de las 18:00 Horas; es mejor realizarlo en la mañana. No realices siestas durante el día, ni comidas abundantes y grasosas antes de acostarse y cena ligero para que no interferir el sueño: un yogurt bajo en grasas, una tasa de leche descremada, una manzana o dos duraznos amarillos, media tasa de zanahoria rayada, tres cucharadas de queso cottage o dos cucharadas de avena.

El insomnio es tanto la dificultad de conciliar el sueño como el despertarse a lo largo de la noche o mucho antes de que suene el despertador Puede suceder uno o varios días por una causa concreta o convertirse en algo crónico.